De vuelta después de mucho tiempo, el jueves por la tarde Magdalena y yo aterrizamos en Chihuahua. Isela Gonzáles - la directora de nuestra organización aliada Alianza Sierra Madre y su hija nos recogen en el aeropuerto. Iremos directo al grano.:¿Qué ha cambiado en los últimos años? Algunos ex-empleados ahora trabajan en organizaciones gubernamentales, tratando de promover el trabajo de derechos humanos, pero continúan apoyando a Alianza.
Al día siguiente, se realiza un primer intercambio de información en la oficina. Isela estuvo en Ginebra este año con las Brigadas Internacionales de Paz para informar a la Comisión de Derechos Humanos sobre la situación en la Sierra. Alianza trabaja con varias organizaciones no gubernamentales en México, pero también con muchas organizaciones internacionales y tres abogados especializados en derecho internacional.


Y conocemos a los jóvenes antropólogos Paloma y Efrén que trabajan con dedicación y también cuidan con cariño a la familia de seis personas desplazadas de Baborigame, que han encontrado alojamiento temporal de emergencia en la oficina. Tuvieron que huir de su rancho después de ser severamente amenazados. La hija de diez años fue violada. Los niños están traumatizados y necesitan atención psicológica. Pero también hay que organizar comida, ropa, lecciones escolares, juguetes y otras distracciones (deportes y cursos de costura).
El abogado Ernesto Palencia cree que el trabajo de Alianza ha cambiado considerablemente en los últimos dos años. Lo compara con el trabajo en la sala de urgencias de un hospital: "Hay tantas emergencias a las que hay que responder inmediatamente para prevenir cosas peores. Esto roba mucha energía y poder.”

  • IMG_1791
  • IMG_1822
  • IMG_2136
  • IMG_2161
  • IMG_2184
  • IMG_2282
  • IMG_2290
  • IMG_2342
  • IMG_2398
  • IMG_2417
  • IMG_2446
  • IMG_2463
  • IMG_2524
  • IMG_2563
  • IMG_2569

Para agrandar haga clic en las imágenes ...


Actualmente, tres familias desplazadas están siendo atendidas por la Alianza, más de cuarenta personas han sido desplazadas de Coloradas de la Virgen y el número está aumentando. Los mafiosos quieren adueñarse de la tierra de los indígenas y sus ranchos y recurren a medios cada vez más brutales. Ellos alejan el ganado, destruyen la cosecha y por lo tanto los medios de vida de las familias. En algunos casos hasta los apoya la policía local.

Al día siguiente nos dirigimos a Guachochi para encontrarnos con Prudencio Ramos de Choréachi (Pino Gordo) y su equipo, quienes informan sobre su estudio. Desde octubre de 2016, los jóvenes han sido enviados con cámaras fotográficas para fotografiar animales y plantas en su territorio. Los datos se comparan con un estudio realizado en 2000/2001 por un grupo internacional de expertos y muestran que algunas especies están amenazadas o han desaparecido como consecuencia del cambio climático; otras se han añadido. Los jóvenes están muy orgullosos de los resultados significativos que han obtenido en condiciones difíciles. Casi invisibles y ágiles, recorren las zonas de la mafia de la droga, conocen su camino y saben cómo evitar el peligro. Nadie puede responsabilizarse de los científicos internacionales durante este período de violencia.

Poco después de regresar a Chihuahua, empacamos nuestras maletas nuevamente para asistir a una conferencia de tres días sobre salud y mortalidad maternas en la Sierra Tarahumara en Hidalgo del Parral. La reunión fue organizada por Alianza en cooperación con la Comisión Estatal de los Pueblos Indígenas (COEPI). Participan y se presentan médicos, enfermeras y representantes de los servicios de emergencia médica. Trece indígenas de Choréachi, entre ellos muchos Owirúame (curanderos tradicionales), fueron escoltados al lugar por la policial por razones de seguridad.
Este es el evento inaugural de una serie de otras reuniones previstas para los próximos cinco años. Centrado en el intercambio intercultural, facilitando así el trabajo de los médicos y enfermeras que están familiarizados con el modo de vida de los indígenas. Además los indígenas también podrán disminuir sus temores de contacto si saben qué esperar de los hospitales.
Un tema importante es la detección temprana de señales de alarma durante el embarazo para poder reaccionar inmediatamente. En Parral visitamos un albergue para mujeres embarazadas. Aquí se atiende a las mujeres antes y después del parto si se presentan complicaciones.
Todos los participantes se muestran muy satisfechos con este intercambio inicial y están muy entusiasmados con los preparativos para las próximas reuniones.

Ellen Schriek

 

 

 

Telefon 05203 / 69 49 (Ellen Schriek)
EllenSchriek@korima.de
Hans-WalterSchmuhl@korima.de