¡Dame kórima chabochi,

soy un indio tarahumara,

de Guachochi o Carichí,

hijo del Sol y de la Luna,

que me guiaron hasta aquí,

a tu tierra que era mía,

donde soy un extraño para ti,

donde vivo como un paria,

la riqueza no es para mí!

Román Corral

Kórima es una palabra de la lengua tarahumara o rarámuri, y describe una tradición de compromiso social basada en la ayuda y el apoyo mutuo. El pudiente tiene la obligación de compartir con el necesitado; y el necesitado tiene el derecho de exigir algo del pudiente en una situación de apuro. Kórima no significa limosna. Quien intenta ganarse la vida y sin embargo necesita pedir kórima, no tiene que preocuparse por su reputación. Quien deniega kórima, sí pierde prestigio. Kórima se basa en la reciprocidad: Quien recibe ayuda se verá obligado a prestarla en una situación similar. Así es como kórima establece una relación social entre iguales.

De esta manera se abordan algunos principios importantes de nuestra asociación: Kórima apoya a las poblaciones indígenas desfavorecidas en el norte de México. Prestamos ayuda a la autoayuda. Nuestro objetivo es el desarrollo autodeterminado de los pueblos indígenas. La base de nuestro trabajo es la idea de un solo mundo.

Telefon 05203 / 69 49 (Ellen Schriek)
EllenSchriek@korima.de
Hans-WalterSchmuhl@korima.de